Mejores Tratamientos Dolor de Cabeza

Aunque la cefalea suele remitir por sí sola en la gran mayoría de los casos, el dolor que produce es tan intenso que puede requerir de algún tipo de tratamiento para evitar que esta sensación dolorosa nos impida realizar nuestras tareas habituales con normalidad.


Los tratamientos más efectivos para el dolor de cabeza suelen ser de tipo farmacológico, basados en el uso de analgésicos o de antiinflamatorios. Como siempre que se trate con medicación, es fundamental que ésta sea recetada por un médico, ya que todos los medicamentos pueden tener efectos secundarios indeseables para el organismo. Los más empleados son:


1. Paracetamol:
 Es un analgésico de uso muy frecuente. Se suele encontrar en forma de comprimidos, supositorios y en polvo para suspensión entre otros. Su efecto secundario más importante es que puede producir alteraciones en el hígado a dosis altas, por lo que no se recomienda su consumo en personas con problemas en este órgano ni tomar más de 3 gramos diarios, separados en tomas de 1 gramo cada 6 – 8 horas. Conviene consultar al médico en el caso de niños, ancianos, o personas con problemas en el hígado para que ajuste la dosis adecuada.

2. Ácido acetilsalicílico: Conocido normalmente como aspirina, es un analgésico y antiinflamatorio que suele tomarse normalmente como comprimido. Tiene además efecto anticoagulante, por lo que entre sus efectos secundarios pueden constar pequeñas hemorragias en la piel. Además, su consumo aumenta el riesgo de padecer úlcera gástrica.


3. Ibuprofeno:
Este analgésico y antiinflamatorio suele encontrarse en forma de comprimidos de 400 miligramos cada uno, considerándose la dosis máxima para adultos tres de estos comprimidos, uno cada 6 u 8 horas. Puede provocar estreñimiento, diarrea, mareos y vómitos, entre otros efectos secundarios.


4. Metamizol:
Conocido también como Nolotil, se presenta generalmente en forma de cápsulas de 575 miligramos de este compuesto. Es el analgésico más potente de este grupo, aunque puede presentar efectos adversos muy serios tales como la anemia. Además, disminuye la tensión arterial, por lo que no conviene tomarlo de forma asidua sin la supervisión de un médico.


5. Cafeína:
Esta sustancia, presente en el café, posee propiedades capaces de favorecer la relajación muscular, además de reducir el calibre de los vasos sanguíneos. Por esto se suele añadir a muchos medicamentos contra el dolor de cabeza, para potenciar sus efectos.

En ocasiones, el dolor de cabeza puede no responder a este tipo de medicación, por lo que puede ser necesario combinar estos analgésicos con otros más potentes. Lo más frecuente es la asociación del paracetamol con codeína, que es un derivado del opio y, por lo tanto, tiene un mayor efecto analgésico. 

Pero hay que tener en cuenta que por eso mismo puede crear dependencia si se toma con frecuencia. Además, entre los efectos adversos de la codeína se encuentran el estreñimiento, náuseas y vómitos y un discreto grado de sedación. Además, está contraindicado en diversas enfermedades, por lo que es imprescindible tomarlo bajo supervisión médica.

Si los dolores de cabeza son muy frecuentes, el médico puede recetar algún tipo de medicación preventiva para reducir la frecuencia de los ataques. 


6. Betabloqueantes:
Este tipo de medicación tiene, entre sus muchos efectos, el controlar el diámetro de los vasos sanguíneos, por lo que pueden ayudar en el caso de aquellos dolores d cabeza producidos por éste mecanismo. El más representativo de este grupo es el propanolol (Sumial). 

Generalmente se utilizan como tratamiento de enfermedades cardiacas tales como las arritmias, por lo que es fundamental que el médico paute un tratamiento adecuado, ya que presentan efectos secundarios graves como pueden ser arritmias o problemas cardiacos.

Antagonistas de los canales del calcio: Este grupo de medicamentos también actúan sobre el diámetro de los vasos sanguíneos, previniendo sobre todo este tipo de cefaleas. El más empleado es la flunarizina (Sibilium) y necesita de receta médica, ya que sus efectos secundarios pueden ser muy perjudiciales para la salud.

Existen otro tipo de terapias alejadas de la medicina convencional que pueden ayudarnos a aliviar el dolor de cabeza. Algunas de las más empleadas son:


7. Masajes:
Las técnicas de masaje aplicadas en la región de la cara y el cuello pueden ayudar a aliviar el dolor, sobre todo el de las cefaleas tensionales. Además ayuda a relajarse, lo que disminuye el estrés y contribuye a prevenir nuevos episodios.


8. Digitopuntura:
Esta técnica se centra en ejercer presión con los dedos sobre unos puntos precisos del cuerpo para obtener un beneficio. En este caso la digitopuntura puede ayudar a aliviar el dolor de cabeza, siendo un método bastante eficaz.


9. Técnicas de relajación:
Del mismo modo que los masajes, las distintas técnicas de relajación, como pueden ser las de respiración profunda o el yoga, pueden ayudar a la persona afectada a aliviar el estrés, consiguiendo prevenir en la medida de lo posible la aparición de nuevas cefaleas.

comments powered by Disqus